sábado, 29 de agosto de 2009

CUMPLEAÑOS


Acá estoy rodeada de alumnas , amigas y por supuesto Carolina, mi tesoro, doy gracias a la vida"que me ha dado tanto"


Esta foto tenía que estar arriba, pero don blogger, siempre me las pone como quiere, pidiendo tres deseos, y a punto de largarme a llorar.

jueves, 27 de agosto de 2009

CAPA ANA MARÍA


Ana hizo la capa y la luce Alicia , aunque le faltan unos centímetros para ser modelo, le queda muy bien.

ALFOMBRITA TELAR CRIOLLO


CAMINO DE MESA MAPU


Este camino lo hizo Susana,( otra Susana) es su primer trabajo grande y está re-feliz.

domingo, 9 de agosto de 2009

CUENTAN LOS MAPUCHES

KALFULEMU, EL MAPUCHE SIN SOMBRA



narrado por el cacique Abel Kurruinca .. Fué en al mes de la flor rumu , es decir en el mes de mayo, cuando mi compatriota Nahueluén me pidió visitar lo más pronto posible a su amigo Kalfulemú, que estaba por morir en Lako Shaue .El viejo, descendiente de cheuelche , que yo conocía, grande, hermoso, fuerte, estaba tirado, consumido como bulto de piel y huesos . Una muchacha le daba de tomar de sus pechos,que era lo unico que podía tomar.

Viendo su fin, me contó lo que le había pasado, más o menos con estas palabras: "Era el pillel-Kuién-en la luna mentirosa, que enferma (septiembre) .Yo estaba en el camino de Pukaulla arriba, hacia el cruce de caminos . La noche era clarita, dejaba ver todo muy bien. Y por más que un zorro se me cruzó, que quería advertirme, yo seguí mi camino, que había andado tantas veces, que me sabía de memoria las plantas, las piedras. Hasta la cueva más chiquita conocía: esas cuevas de los zorrinos. A mitad de la subida, ahí donde hay un árbol solo, donde hay lajas encima de la tierra colorada,ví que la laja más grande se había corrido hacia la cuesta, que las raíces del árbol estaban a flor de tierra y los arbustos alrededor estaban todos revueltos. ¿ Donde estaban los pozos que sabía haber en la ladera? En la chacrita de unos indios que queda cerca, debía estar atada una cabra, que berreaba fuerte. Y los pájaros grandes, que vuelan de noche nomás, que de día buscan comida, justo se levantaban del escanso. La montaña y el pueblo estaban tapados de neblina. De repente, todo parecía tan raro, tan fúnebre, desconocido, que daba miedo. La mañana se levantaba del este. Parecía que la luna se había corrido al otro lado de las montañas. ni el uun -alue cantaba . ¿Se había hecho ahí una cueva un animal grande?. Para mirar alrededor, me paré en la laja grande, empezó a moverse y me hallé en una grieta y después en una hondura más grande, que desde lejos llegaba una luz. Venía de una hondura enorme que rajaba en dos partes, la montaña por dentro. Posiblemente era el katrutre, eso.. el katrutre de abajo de la tierra, la roca cortada del Lácar, la laja ya no se vió más, pero veía el chivo peleador, que lo montaba una muchacha del Malleo, que yo la conocí. El chivo barbudo ése, me obligó a andar para la luz, me golpeaba, me hacía andar el chivo. Una risa fuerte se podía oír.. jaleos, gritos ,aullidos. Y a todo ésto, se oía música y gritos de animales salvajes. La grieta se abría más y más, y al fin estuve en una pieza grande, tan grande como el fondo de la cordillera. Estaba temblando yo, mujeres y muchachas que yo conocía, me tironeaban. Y de repente, una víbora enorme, que recién se había despertado, estiraba el cogote para donde yo estaba y silbaba muy mala. Las brujas, me hacían a un lado a empujones. Y un sapo lo mismo, que daba gritos y se me quería subir. Ya sabía yo donde estaba. En la gruta de los salamanqueros estaba, con los inal-mahuischa-che En la renopulli, estaba.. En la Salamanca de la montaña Llankahue, donde crecen los llankas de que los antiguos sabían cortar perlas. Rápido quise dibujar el sello de Salomon, la estrella de 7 puntas, sobre la pared de la roca colorada. Y empecé a decir el rezo. Y entonces un espíritu malo, de seguro un chauuelli que tocaba una flauta de canilla de hombre, me mandó con una punta de brujas desnudas que me daban bebidas fuertes me hacía comer apol y me hacían chistes y me encendieron una kutra para que fume yo, en la boca me la pusieron Y me ofrecieron una cama para acostarme mientras que una víbora peluda se me enroscaba al pecho y no se quería dejar sacar, que parecía una guardia, para que no me escape yo. Por todos lados había conocidos, que se mostraban, que se hacían los desconocidos y no me venían a ayudar, aunque los llamaba yo por su nombre. Yo veía al ngenpirú, al karampin que siempre me curaba los caballos cuando tenían bichos. Ví finados abuelos que venían desde hace cien mil años. Los intestinos de las montañas veía, los del Llanma, los del Trompull que está enfrente , los del Lanin, los del Chapelco, pero mi corazon se ponía más triste. Por mil caminos había ido en mi vida, pero éste es el más amargo, por más que brillaron las luces y el oro, cantidades enorme de oro había, y muchos tesoros por todos lados, pero yo tenía un miedo espantoso, que ví que en las paredes goteaba la sangre de la tierra, a veces mas clara a veces mas oscura, que la lamían los perros y nunca se hartaban. Todo era sangre derramada por injusticia. Sangre derramada por venganza era ésa. Yo me tambaleada. El tabaco era de hacer dormir. Suavecito me llevaron sobre una punta de pieles, que casi me hundía. Y de repente ví que se me acercaba el maestro de los salamanqueros, el gran guerrero Ankatrur, el rey del mundo de abajo, que su kempeñ es el Iuan del cielo, que lo protege, con sus cuatro patas y su cabeza, que siempre lo acompaña brillando en el cielo. Que era un salamanquero, lo sabían los de su tiempo, como mi chau porque no tenía sombra, ni cuando caminaba al sol. Tambien ahora estaba sin sombra, y cuando se acercó a los que me sujetaban, con los ojos furiosos que le brillaban colorados, perdí el sentido: un dolor fuerte me atravesaba, dolor de muerte. Cuando me recobré, me hallé aquí a las orillas del Lako Shaue, cerca de la ruka de mi amigo, que me invitó a quedarme, pero yo estoy condenado: en la gruta me han sacado mi sombra, para hacer espíritus. Porque mire: lo mismo que un picaflor agarra las almas de los recien muertos para dárselas a su patrona por no haberlos mandado al mundo de abajo, lo mismo los salamanqueros agarran sombras de desgraciados para aumentar la sombra, que se les acaba, para hacer espíritus. Yo me muero, sin sombra no he de vivir yo, la fuerza me hadejado, desalmado está mi cuerpo. Nunca hallé la entrada a la cueva para buscar mi sombra. El invierno tapó las rocas con nieve; pasto creció encima, y hongos, y se secaron. Un regalo encontré debajo de mi manta: estos dos tupu de oro, como usan las mujeres, porque ahora soy de ellas; un hombre sin sombra no es hombre. Como usted es mi cacique te las regalo. Y para decirte adios hasta que nos veamos en el mundo de abajo. Kalfulemu murió el mismo día. El regalo, los dos tupu del tamaño de platos, trabajo raro, que brillan como oro, ahora sirven para las mantas de las mujeres. No quedó más del hombre que no podía vivir sin sombra. Yo relaté el sucedido como pasó. ¿Habrá salamanqueros que agarran sombras ajenas?. Triste terminó Kalfulemú y Nahuelen tenía que contarme ésto:Ahora estamos en la segunda luna de la flor rumu. desde fines del pillelkuiel , del mes malo, mi amigo estaba echado en mi ruka. una mañana temprano, que todo estaba escarchado, los perros asustados, nos avisaron. Así fué que encontramos a mi amigo, que no hacía mucho yo lo había visto sano y bueno en su ruka en Mata Molle, un hombre grande fuerte, que no podía negar que venía de cheuelche . Como bulto sangriento lo hallamos, que no solo tenía una herida en la cabeza. Todo el cuerpo tenía rasguñado y mordido, además durante días estuvo sin sentido. Estaba vestido con esa antigua manta de piel, que hoy día nadie conoce ni usa. Debajo, hallamos los dos tupu del mismo tiempo antiguo, que antes usaban las mujeres de los ulmén , que por eso te los regaló, para tus mujeres. En mi casilla de al lado del lago, se recobró, por eso lo trajimos aquí para cuidarlo. Contaba del robo de su sombra siempre como hoy te contó, nunca cambió una palabra. Cuando pudo caminar, muchas veces se paraba al sol. Y se ponía triste de no ver su sombra, porque era salamanquero entonces, de las brujas era, de las que viven en las cuevas de abajo de la tierra. Poco a poco, de pena se fué muriendo nomás ; de pensar que después de muerto tenía que vivir y servir en el mundo de abajo, le quitaba la tranquilidad, porque ahora tenía miedo de morirse, que entregaría su segunda parte a los salamanqueros. Cien veces dibujé el sello de Salomon sobre ésta pared, siempre hemos rezado los rezos, pero él no se tranquilizó, mucho dolor tiene en la cara, todavía ahora, después que murió. Con ésto terminó de contar Nahueluen y el mismo día enterramos al finado, a orillas del Lako Shaue.





La cosmovisión mapuche concibe al universo en siete plataformas: un cielo wenu-mapu en cuatro plataformas meli ñom wenu que son benéficas porque allí residen los dioses, espítus y antepasados, entre las nubes y la tierra, se encuentra una plataforma intermedia anka wenu maléfica, pues en ella habitan los wekufu (espíritus maléficos). En mapu (la tierra), penúltima plataforma, residen los hombres, coexistiendo el bien y el mal. Finalmente, minche-mapu , es la tierra de abajo, la plataforma inferior, considerada sobrenatural y maléfica, poblada de seres diminutos malignos. El conjunto se orienta horizontalmente hacia los cuatro puntos cardinales. Lo bueno viene del oriente y del sur y lo malo del oeste y del norte. En el este habitan los señores que dominan la fuerza, newen que es la salud y la vida. Las ceremonias y muchas veces las viviendas se orientan mirando hacia esa dirección, porque de allí viene lo bueno y no porque haya un culto solar. Los señores del sur son los dueños de la sabiduría gulman . El oeste es el país de los muertos. El norte es una region funesta porque allí viven los demonios" (Catalina Saugy 1982 p.36)





Esta "contada" narrada por el Cacique Kurruuinka fué recopilada por Bertha Koessler, 1962

y la transcribí del libro Cuentan los mapuches de Cesar Fernandez

jueves, 6 de agosto de 2009

Mariangeles con su montgomery



Acá les presento a Mariangeles, chocha con su montgomery hecho todo en lana de oveja - la morita que le llaman- no se vé muy bien pero tiene capucha.

lunes, 3 de agosto de 2009

MANTA EN TELAR MANUAL


Mónica es fanática del telar manual, lo lleva en el auto cuando
viaja con su marido, en el micro , a la playa......... ésta la hizo para un sillon de su living y taparse si tiene frío cuando mira televisión. Una conbinacion de texturas ycolores tierra preciosos.

domingo, 2 de agosto de 2009

MANUAL DE TELAR MAPUCHE



Escribir un libro, requiere esfuerzo,para mí fué trascendente, porque me costó mas trabajo animarme que escribirlo. A partir de ese momento, empecé a sentir que estaba organizando un material para compartir e intercambiar con conocimientos y experiencias de mucho tiempo atrás .

Es una obra bien intencionada, de reciprocidad para con mis alumnas y un legado, después de tantas horas juntas, porque estoy absolutamente convencida que la acción de aprender y enseñar es un capital que no debe perderse nunca.

Actualmente, el énfasis por lo multicultural , permite relacionar el tejido, los telares, la creatividad, la imaginación y la habilidad de nuestras manos, con la herencia de mujeres precursoras de éste magnífico arte. Yo estaré eternamente agradecida a Doña Agustina Catrimay quien por éstos días está cumpliendo 83 años, ella fué la que me enseñó a tejer mapuche en Puerto Madryn.

A éste libro, seguramente en poco tiempo, alguien lo ampliará, lo mejorará o completará, escribirlo fué un sueño, una pasión que despertó en mí una vocacion docente que ignoraba la tenía. Todo lo que aprendí, lo volqué en él, segura de poder comunicar y acortar distancias con aquellos que se interesan en ésta actividad enraizada con la naturaleza de nuestra tierra.

Alguien dijo una vez:

El hombre desde que nace, abre cada mañana una puerta que debe cerrar tras de sí cada noche para abrir otra al día siguiente, la historia de las diarias jornadas va quedando encerrada tras de ellas con sus encantos y sus dolores, con sus esperanzas, su luz y su oscuridad, con sus alegrías y sus desengaños.

Esta puerta que hoy se abre para mí ,fué un hermoso proyecto que enriqueció mi vida y hoy se hace realidad.

sábado, 1 de agosto de 2009

SAQUITO EN CROCHET DE TITINA


Gracias Titina!!!!! no soy muy experta en crochet pero con las explicaciones, lo logré. La modelo me lo prestó, está un poco estirado porque se lo puso 20 veces a mi me gusta como quedó y les cuento que ya 3 alumnas lo copiaron.........